Industria 4.0: Más trabajo, menos trabajadores capacitados.

La industria 4.0 está ganando terreno en los mercados mundiales a pesar de la negativa de muchas organizaciones de trabajadores que ven amenazados sus puestos de empleo por la cuarta revolución industrial.

La fabricación avanzada no para de crecer y demandar una nueva clase de trabajador industrial con mejores habilidades, sin embargo, los profesionales disponibles no hacen más que menguar, según alerta un informe de Deloitte. La consultora recomienda a las empresas invertir en formación ahora para no encontrarse sin trabajadores en 2028.

Según el informe, se estima que en 10 años (2018-2028) habrá 4,6 millones de nuevos puestos de trabajo en la industria 4.0 sin cubrir solo en EE. UU. Para Latinoamérica no se tiene una cifra exacta.

El problema de la industria 4.0

Se prevé que más de la mitad de los nuevos puestos de trabajo, 2,4 millones de empleos en total, quedarán vacíos. Y se lo atribuyen a tres razones principales:

  • Al aumento del nivel de habilidades requeridas para los puestos de trabajo de fabricación a medida que se vuelven más automatizados.
  • A la pérdida de trabajadores experimentados de la generación de los baby boomers que abandonarán la fuerza laboral.
  • A la percepción negativa de la industria manufacturera por parte de los estudiantes y de sus padres.

¿De dónde proceden los nuevos empleos?

Gran parte de la fuerza laboral en las líneas de fabricación están llegando al final de sus vidas laborales.

Se espera que más de 2,6 millones de baby boomers empleados en la industria se jubilen en los próximos 10 años.

El resto de los empleos nuevos, alrededor de dos millones, se generarán por crecimiento natural. A medida que Estados Unidos expanda su industria de fabricación especializada harán falta más trabajadores para apoyar el desarrollo.

Esto parece una buena noticia, pero el problema es que no hay suficientes trabajadores preparados para asumir estos nuevos empleos.

El problema con el reclutamiento de personal

Todos estos puntos están dificultando el reclutamiento de trabajadores. En 2015, se tardaba una media de 70 días en encontrar a un profesional adecuado para un puesto de fabricación especializada. Y esta media no hace más que aumentar.

Eso significa que ahora hace falta una media de 93 días para cubrir estos puestos, una cifra que se prevé y crezca en la próxima década.

Cómo cerrar la brecha

A corto plazo, los autores describen tres posibles soluciones ante la escasez de potenciales empleados:

  • Aumentar los salarios para atraer a más trabajadores. Aunque aumentarlos demasiado podría poner más puestos en riesgo por la automatización a largo plazo
  • Externalizar algunas tareas
  • Permitir una mayor flexibilidad en los requisitos de contratación, buscar potencial en lugar de los años de experiencia

A largo plazo, el informe recomienda a las empresas explorar distintas estrategias:

  • Encontrar formas de continuar aprovechando el conocimiento de los trabajadores jubilados, contratándolos para proyectos a corto plazo después de que se hayan ido y manteniéndolos accesibles para responder preguntas
  • Utilizar la automatización para completar más tareas en fábricas
  • Explorar nuevos modelos de búsqueda de talento, como por ejemplo a través de las grandes plataformas
  • Establecer alianzas con gobiernos, universidades y otras instituciones públicas
  • Crear nuevas plataformas de formación digital para desarrollar y  mantener al personal

Si las empresas no cambian e invierten ahora, acabarán pagando el precio dentro de 10 años.

Nuevo enfoque empresarial

Para mitigar el efecto de la cuarta revolución industrial es fundamental que las empresas cambien la forma de relacionarse con sus empleados, ofreciendo algo más que un sueldo y un seguro de salud. Es necesario que brinden la opción real de transformación.

Las nuevas generaciones de trabajadores como los millennials buscan empleos que les aporten valor y crecimiento personal.

Según una encuesta de Accenture, el 67 % de los trabajadores de EE.UU. cree que debe desarrollar sus conocimientos para trabajar con máquinas inteligentes. “[Los empleadores] recuperarán su inversión, porque los trabajadores millennials la demandan”, afirma el director de UpSkill America, Jaime Fall. “Si no están dispuestos a ayudarles a desarrollarse, no se quedarán [en la empresa]”. Pero pasar de un trabajo manual a trabajar, por ejemplo, con inteligencia artificial (IA) no es tan simple como hacer un curso online.

Un ejemplo claro de este nuevo enfoque fue la empresa AT&T la cual ha invertido casi 1.000 millones de euros en un proyecto de formación llamado Future Ready después de que una investigación propia demostrara que solo la mitad de sus empleados tenía las habilidades técnicas que la empresa necesitaba.

Destinaron 176 millones de euros anuales para cursos online, formación y una plataforma interna para mejorar las capacidades. La plataforma identifica qué trabajos internos aumentan o disminuyen, ayuda a los empleados a comprender qué habilidades necesitan para acceder a ciertos puestos y sirve como una especie de LinkedIn interno.

InGenio Learning nace con este enfoque de transformación para las empresas que contratan los servicios de Optical Networks, nuestros trabajadores y los de nuestros clientes tienen acceso a becas de estudio con la finalidad de reforzar sus habilidades TI.

 

 

24 mayo, 2019
Instituto de Educación Superior dedicado a la investigación y desarrollo de experiencias de aprendizaje significativo intensivas en uso de Tecnología.

Send this to a friend